Los 21K de Germán en el Maratón de Santiago

Los 21K de Germán en el Maratón de Santiago

abril 13, 2019 0 Por Corro Por Chile

Cada carrera es única, y como tal tiene esos condimentos que pueden dejarte un buen recuerdo o la experiencia para siempre mejorar.
Germán nos comparte su historia en los 21K del Maratón de Santiago.


Mis segundos 21k, muy distintos al MDS2018 (2:26:12), donde recién tenía
el alta después de la operación del Ligamento Cruzado. Esta vez me preparé durante 5 meses, con el objetivo de 1:50:00, pero en marzo, al ver mi evolución lo cambie a 1:45:00.

Me tocó salir en la segunda oleada, comenzaba con Robert mi partner, no llevábamos ni siquiera 1k y se me desabrocha la zapatilla derecha, me detuve en un poste, la única opción para que la multitud no pasará por arriba mío, luego retomé, sin embargo, en el 3k me dan ganas de orinar impresionantes, no lo podía creer pensé en orinar mis pantalones, pero no me atreví, debí hacer lo que no me gusta, y parar en el Parque O’Higgins para orinar, segundos perdidos nuevamente. Dije “listo, nada más de errores”, pero el destino es crudo, y en el 6KM se reinicia mi reloj, perdiendo mi registro y control de tiempos para cumplir mi objetivo. “Basta” me dije, disfruta cada KM, olvídate del tiempo y disfruta. Mi hijo de 2 meses junto a mi señora me esperaban en Estadio Nacional, y me debían ver entero. Pasaba por Av. Matta y y ni ese sol agobiante me hicieron caer, nuevamente me encontré con mi amigo, y de la nada aparece el aliento de mi hermana mayor que se hizo sentir, un choque de manos lleno de energía.

Ya se veían las luces del Coliseo de ñuñoa, Kilómetro 11 y ver a mi familia
fue único, energía al instante, me hidrataron, un beso rápido a ambos de 2
segundos y a continuar, feliz de la vida pasé la parte mas difícil, Antonio
Varas y Pocuro con sol y temperatura alta, pero la gente te levanta y no
puedes caer.

KM 16 y ya bajábamos, no quedaba nada, corría, me sentí ligero. Pasé
nuevamente por aquella clínica donde me dijeron que no podría correr estas distancias, y la motivación crecía, ya el tiempo daba lo mismo. Sólo corría.

Av Providencia y se acababa, quedaba menos, KM19 y comienza un frío en el cuerpo y las piernas apretadas, fueron 2K eternos, pero donde visualicé
todo el esfuerzo, cada entrenamiento, a las personas que me motivaron, ya
veía la meta, abrí mi brazos dando gracias al universo por permitirme vivir
esta única experiencia.

Germán con su medalla finalista de 21K

Tiempo final 1:46:13, objetivo inicial cumplido, 40 minutos menos que hace
un año, pero un minuto me separó del tiempo soñado. Que dado todo lo que
paso, mi sueño estaba cumplido.

Germán Ignacio Herrera Toro – 21K en Maratón de Santiago